Actividades en la naturaleza

El contacto con la naturaleza es esencial para encontrar el balance y el equilibrio emocional tan anhelado. En la era de la hiperconectividad, en donde todo el tiempo se está leyendo, escribiendo o interactuando en Internet; incorporar actividades al aire libre y que puedan ayudar a desconectarse un poco de la rutina, es necesario para procurar el bienestar en el día a día.

Actividades que conectan con la naturaleza en las ciudades

El ritmo vertiginoso de las grandes ciudades no permite muchos momentos de esparcimiento y diversión al aire libre, pero muchos se las ingenian para no perder el contacto con la naturaleza. Por supuesto que lo ideal sería internarse en una cabaña en el medio del bosque y disfrutar de unos días de total desconexión tecnológica; sin embargo, ese no es un objetivo alcanzable y que se pueda incluir en la rutina de todos los días.

Por ello, en ciudades de América Latina como Chile, Argentina y Lima, existen lugares especiales en donde la naturaleza se abre espacio. Plazas, bosques, parques y playas están a la disposición de ciudadanos y turistas. Allí se pueden practicar diversos deportes, hacer caminatas, correr y cualquier otra actividad que permite por unas horas, distenderse un poco, contemplar el paisaje y toda la belleza que ofrece la naturaleza.

Los Bosques de Palermo, en Buenos Aires, son un lugar muy especial para disfrutar de un buena conversación, patinar, contemplar la flora y la fauna del lugar, tomar fotografías o simplemente meditar bajo un árbol de Jacarandá.

Un bosque de pinos en la Costa Atlántica argentina

En temporada de verano, en la Provincia de Buenos Aires se pueden encontrar varios lugares para pasar unos días de descanso y relajación. Un sitio especial para visitar con familia o amigos es la ciudad de Pinamar. Conocida por sus cabañas rodeadas de pinos, es el destino ideal para pasar unos días rodeado de mar y paisajes de gran belleza natural.